Lo que antes pasaba inadvertido, ahora comienza a irradiar un fulgor que altera todo a su paso

martes, 17 de enero de 2012

nada menos

No voy a conformarme con menos, que un lugar donde cada atardecer me emocione hasta las lágrimas y la luna sea la reina de la noche y como siempre, lo sepa todo.
Las flores tengan forma de hechizo y todos los colores de la vida.
El sol caliente la piel, la brisa la refresque y la noche apague todas las luces dando paso a las estrellas
y al olor a tierra.

1 comentario:

  1. Estos lugares, estos espacios, son como el hermano que no fue.

    ResponderEliminar